domingo, 31 de julio de 2011

Arráncame la vida



  • "Las flores nunca me emocionaron, pero me sentía importante arreglándolas".
  • "No lo bajaba de pendejo, pero se ocupaba de él como si no lo fuera".
  • "No ha de ser tan pendejo donde te preocupa".
  • "Porque así es uno, hasta que no le llegan a lo suyo, no siente".

miércoles, 13 de julio de 2011

El cielo de los leones

20060102122213-cielo-de-los-leones.jpg


  • "Sólo la vida existe, lo demás lo inventamos".
  • "Quiero cada minuto de mi vida y cada instante de las vidas ajenas que pesan en la mía".
  • "No hay duda: todo lo bueno sucede al acostarse".
  • "La gente siempre irá y vendrá como le parezca. Tú quédate contigo. En paz sin agravios. Verás que viene mejor de lo que se va".
  • "Que no sepa el nombre de una sonata no quiere decir que no la haya tocado bien".
  • "Dispuesto al gozo de estar vivo por encima de cualquier contrariedad, cualquier milagro, cualquier abismo, cualquier luna".
  • "Porque así va el mar siempre: calmo, fiero, pero nunca quieto".
  • "No le temo al instante: lo venero, me apasiona, me deslumbra, me reta".
  • "Si el tiempo lo inventamos los humanos, podemos escondernos de su cuenta obsesiva y concentrar nuestras fuerzas, nuestro talento, nuestro imprescindible valor, en la emoción que debería darnos cada instante de la vida".
  • "Me encanta el calor. Quizás porque soy una persona de termostato bajo y de afanes febriles".

martes, 12 de julio de 2011

Maridos




  • "Todo el que sabe adivina que tras el silencio de un ángel siempre hay una historia. O muchas".
  • "Daba rabia, porque se habían querido tanto y de tan distinto modo durante los doscientos años que tenían de conocerse que era una lástima separarse así, como si nada".
  • "Quien sabe por qué la vida suele ponerles trampas a quienes mirados desde fuera no pueden ser sino pareja el resto de sus vidas".
  • "La ironía no es útil para hablar con los hombres".
  • "Quizás el futuro fue la única queja que se ahorraron".
  • "Pero qué saben las terapeutas, lo mismo que antes sabían los curas. Nada. A veces oír".
  • "Una cosa es la simple verdad y otra, la verdad verdadera".
  • "No abundan los locos, en cambio sobran los cabrones".
  • "Supongamos que tú no tienes la culpa y que yo sí tengo remedio".
  • "La sola idea le hacía temblar el temple".
  • "Abril, que en cualquier parte del planeta es, como octubre, el mejor de los meses".
  • "Como si nada le pesara y todo le doliera".
  • "No tenía fuerzas para volver a confiar en lo imposible".
  • "Le tenía esperanza, pero no fe".
  • "Afirma un genio del buen decir que la calentura, como el poder, ofusca a los inteligentes y a los pendejos los vuelve locos".
  • "Preferible encontrar a tiempo la mitad del infierno, que esperar para siempre la gloria de lo que no existiría".

viernes, 3 de junio de 2011

Mujeres de ojos grandes



  • "Fue imposible mirarle la cintura sin desearla entera".
  • "Se casó con la cabeza y con un hombre que era justo lo que una cabeza elige para cursar la vida".
  • "Ésta es una necedad de mi cuerpo que si a alguien le cuesta quiero que nada más sea a él".
  • "No la busqué para darle un beso porque se lo quiero quedar a deber".
  • "Por primera vez en su vida sintió miedo, a pesar de tenerlo cerca".
  • "A los dieciocho años los amores de un día antes son ya viejos".
  • "El más cabal de los hombres tiene un tornillo flojo".
  • "No es cosa de ver al primer desconocido y entregarse como si se le conociera de toda la vida".
  • "Ver no es pecado,  y comentar tampoco".
  • "Hay quienes esperan durante toda su vida, y quienes cargan para siempre con un anillo que les disgusta".  (hablando de anillos de compromiso)
  • "La amistad entre hombres y mujeres es un bien imperdonable". 
  • "Nada más cierras los ojos... y haces de tu marido lo que más te apetezca... A quién tú quieras, para quererlo de distinto modo".
  • "Besas a tu marido, te acurrucas contra su cuerpo en las noches de peligro, y te dejas soñar...".
  • "Fue la maldita cadencia lo que la sacó de quicio".
  • "Al morirse no tendría fuerzas para ningún tipo de vida, menos la eterna".
  • "Ella que tanto temió al desorden, le estaba agradecida como al sol. Hasta en el cuerpo se le notaba la generosidad del caos en que vivía". 
  • "Se ve mal tener menos de un marido, pero para tu consuelo se ve peor tener más de uno".
  • "El cariño no se gasta".
  • "Un beso de los que regalan las mujeres enamoradas porque ya no les caben bajo la ropa".
  • "Se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota".

jueves, 2 de junio de 2011

Puerto Libre


  • "Viajar, como dormirse, es un peligro siempre y una promesa cada vez".
  • "Es lógico temer a los peligros; sin embargo, la intensidad de las promesas aniquila cualquier miedo"
  • "Me pregunto si habrá una edad en que las huérfanas dejen de buscar a su padre".
  • "No saben el lujo que es tenerse ni mal sueñan el precipicio de perderse"

El mundo iluminado



  • "¿Cuántas veces cierra uno los ojos para no ver y cuántas para ver mejor?"

  • "Disfruta ahora que todavía puedes. Luego se queda uno sin lágrimas"


 


miércoles, 1 de junio de 2011

Ninguna eternidad como la mía

  • "¿De qué cielo caíste mujer endiablada?"
  • "Cuando los hombres inventan irse de repente, cuando pasan sin aviso de la adoración al desapego, es cuando ven su mujer más crecida de lo que soportan".
  • "Mejor me voy ahora que nos queremos tanto, me voy antes de que le lleguen los vicios a esto que nos ha salido tan bien. Ya nos tenemos demasiada confianza, me voy a ir antes de que nos entren la terquedad y el odio".
  • "Ese hombre en la cara lleva escrito el «yo gano siempre y cuando pierdo arrebato»".
  • "Y en esto del amor hay que usar tanto la cabeza como la entrepierna"

  • "Yo diría que quien ha merecido la dicha puede soportar la desgracia, y que toda emoción santifica"
  • "Me comprometo a vivir con intensidad y regocijo, a no dejarme vencer por los abismos del amor, ni por el miedo que de éste me caiga encima, ni por el olvido, ni siquiera por el tormento de una pasión contrariada. Me comprometo a recordar, a conocer mis yerros, a bendecir mis arrebatos. Me comprometo a perdonar los abandonos, a no desdeñar nada de todo lo que me conmueva, me deslumbre, me quebrante, me alegre. Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme, ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de mis días".